27.05.2016: Tenedor

How-to-make-Pom-Pom4.jpg

Kind of obsessed with pompoms.

 

Prompt de hoy.

Anuncios

26.05.2016: Sin cuenta

ocd-diagram.png

 

Tengo trastorno obsesivo compulsivo. Lo que quiere decir que me obsesiono fácilmente. Pero no con todo, y no en cualquier ocasión. A pesar de todo, soy una persona que se fija bastante en el orden y en la limpieza.

Generalmente, la obsesión surje en momentos de estrés o de tensión.Se incrmentan cuando la mente percibe que no tiene control sobre algún aspecto importante de la vida.

Cosas con las que me he obsesionado:

  • Tener las uñas PERFECTAS. Tal cual. Sin cueritos, con la forma perfecta, limpias, limadas, cortas. También me resulta muy satisfactorio ver videos, fotos o post de blogs de personas relatando cómo se cuidan sus propias uñas. Y me genera un morbo especial también ver uñas mal cuidadas, comidas o trizadas. Pero no sucias. Por Dios, no.
  • Agendas, planificadores, libretas y sistemas de organización. Me cautiva el hecho de poner orden en la cotidianidad de una persona por la simple decisión de instaurar una estructura. Siento que funciono mejor cuando tengo un plan armado con anterioridad a la hora de conseguir algo.
  • La limpieza en general y los olores. No soy taaaan fanática de lavarme las manos a cada rato, pero sí me preocupo de lavármelas luego de haber usado el transporte público o haber tocado billetes o monedas por un rato largo.

No me gusta sentir el olor del sudor o del pelo sin lavar. Me genera un malestar psicológico sentir olor a pies sucios o a axila sudada. Lo mismo con la humedad: no la tolero. Sea por causas externas (como el ambiente húmedo) o por mi propio calor corporal, sudar o tener la piel mojada me angustia.

 

He leído muchas veces que la gente dice tener TOC o ser compulsiva. Pero lo triste de esto, es que cuando uno tiene de verdad un TRASTORNO, padecerlo dificulta la vida diaria y altera la forma en que vivimos. Yo sé que mi sensibilidad con mi propio sudor no es normal y es exagerada: el tema es que no puedo evitarlo. Así que lejos de ser chistoso pensar que uno es como Sheldon Cooper y que es maniática de la limpieza, hay que poner verdadero ojo cuando uno sabe que los hábitos se están saliendo de las manos pero son más fuertes que uno.

 

Prompt de hoy.